Bahr: 3 claves para administrar el inventario de Magic

29 de noviembre de 2017 | 1 Tiempo de lectura

Por Michael Bahr, socio director de Desert Sky Games and Comics

Cuatro, cinco e incluso seis veces al año, las tiendas de juegos despliegan un lanzamiento de Magic y todo va genial.

El gran fin de semana llega y parece que todo lo estás haciendo de maravilla. Para las colecciones de Estándar, tienes la Presentación, un evento perfecto tanto por la asistencia como por los beneficios. Para los productos adicionales, como Iconic Masters, los jugadores compran expositores de sobres y la caja registradora no deja de cantar.

Pero siempre acaba llegando una ralentización. La emoción acabará decayendo para todas las colecciones, incluso para las mejores. Si solo te concentras en los lanzamientos de colecciones, puede que te encuentres en un ciclo de altibajos donde hay una gran depresión entre los lanzamientos importantes.

¿Cómo puedes hacer que la fiesta no decaiga? Pues administrando tu inventario para que las colecciones de sobres se vendan tanto como sea posible, y después rellenando los huecos con ventas que no realizarías de ninguna otra manera.

Aquí tienes tres claves para administrar tu inventario entre lanzamientos:

1. Haz posibles todas las ventas de productos que se puedan distribuir.

Un jugador debería poder comprarte cualquier sobre. Si no tienes suficientes existencias, son ventas que no materializas.

Debes tener a mano sobres, Bundles, expositores o incluso cajas. Sí, hay jugadores que compran cajas enteras, y suelen quererlas precintadas.

2. Llena los huecos con productos que no sean de Estándar que aún estén disponibles.

En mi tienda, una vez se pasó la emoción por La hora de la devastación, fue el momento perfecto para poner en marcha Conspiracy, Archenemy y los Duel Decks.

No todos los jugadores que entraban por la puerta preguntaban por estos productos, pero algunos sí y algunos los compraban. Sobre todo con productos como Archenemy: si un cliente te pide una recomendación, es probable que sea un aficionado casual que busca “caja de Magic” con la que poder jugar con sus amigos.

3. Ten accesorios de juegos de cartas intercambiables.

No existe rotación de formato en los protectores de cartas negros.

Los accesorios, sobre todos los protectores, tapetes de juego y sistemas de almacenamiento, son productos perennes y pueden ser de interés durante meses o incluso años.

Los veteranos suelen preferir sistemas de almacenamiento más lujosos, como las cajas guardamazo. Los nuevos necesitan ver toda la gama y probarán un poco de todo. Ten ambas versiones, las genéricas y las que llevan la marca de Magic; a muchos jugadores les gusta tener los accesorios a juego con el mazo con los que los usan.

¿Y cómo liga todo?

Sea cual sea el tamaño de tu tienda, tus ventas de sobres de Magic aumentarán durante un lanzamiento. Por eso debes planear tu estrategia financiera. Si vas a pagar por adelantado, asegúrate de que tienes el dinero listo. Si no, asegúrate de que el dinero que ganes podrá cubrir la factura.

Cuando llega esa gran factura de la colección de otoño, algo que sería todo un contratiempo sería darte cuenta de que no tienes protectores de cartas de colores cruciales para tu Presentación. Si compras con un mes de antelación, puedes contar con las ventas del nuevo ciclo de lanzamiento para suavizar el impacto de las facturas grandes.

O cuando un cliente con el dinero de su cumpleaños entra en la tienda y quiere jugar un montón de drafts de Conspiracy con sus amigos. Si no tienes colecciones auxiliares, perderás esa venta. Ya te imaginas cómo va.

Estamos viviendo una época increíble de Magic. Siempre hay algo disponible para todo tipo de jugadores. Pero no puedes vender lo que no tienes, así que asegúrate de que tienes suficiente material para satisfacerlos a todos.

Y, cuando tienes los productos, recuerda ofrecer una sonrisa y una buena atención para que ese cliente que acabas de hacer feliz esté deseando volver.

Michael Bahr es el socio director de Desert Sky Games and Comics, que tiene dos sucursales cerca de Phoenix (Arizona). Fue juez de nivel 3 durante cuatro años y tiene un grado en Derecho de la Universidad Estatal de Arizona. Durante siete años trabajó en la administración de sanidad del gobierno.