Bahr: Así se estructura un draft ideal

29 de enero de 2018 | 1 Tiempo de lectura

Por Michael Bahr, socio director de Desert Sky Games and Comics

En la época en que Magic aún no era tan complejo, los Booster Drafts eran sencillos. Como había pocas tiendas de juegos en cada zona, cuando los jugadores se reunían para echar una partida, solían ser ocho o más personas.

Hoy el mercado es más competitivo y hay que trabajar más para asegurarse de que los jugadores vienen y de que se lo pasan bien jugando. Esto implica que hay que prometer una buena experiencia y ofrecerla de forma continua.

Hay que tener en cuenta muchas cosas, pero lo básico es esto:

Domina el paradigma del draft ideal e intenta acercarte todo lo posible con cada intento.

Este es el aspecto que tiene un draft ideal.

El grupo está compuesto por ocho jugadores. Esto garantiza que habrá algunas cartas que pasen por todos los jugadores de la mesa y regresen al jugador que ya vio los contenidos de ese sobre.

En la primera ronda, los jugadores se enfrentan al jugador que está más lejos de ellos (a cuatro sillas en cada dirección). Esto elimina la desventaja de jugar contra la persona que estaba a tu derecha y de quien recibiste el primer y el tercer sobre, y que por tanto pudo saber más acerca de tus cartas que al revés.

En la segunda ronda, los ganadores se enfrentan contra los ganadores y los perdedores contra los perdedores. Los jugadores con números impares juegan contra los pares (el ganador entre las sillas una y cinco juega contra el ganador entre las sillas dos y seis, etc.).

En la tercera ronda, se enfrentan los jugadores con resultado 2-0 y 0-2. Los jugadores con resultado 1-1 se enfrentan a un homólogo contra el que aún no hayan jugado. Así el draft termina con un jugador 3-0, tres jugadores 2-1, tres jugadores 1-2 y un jugador 0-3.

Este es el paradigma que se utiliza en los niveles superiores de juego: el Pro Tour, el Grand Prix, etc. Por supuesto, la mayoría de drafts locales no son tan competitivos ni incluyen a jugadores profesionales; pero todos los aspectos que puedas utilizar de este paradigma del draft ideal mejorarán la experiencia.

Estas son algunas formas de que los drafts se asemejen lo más posible a este ideal:

1. Intenta incluir de seis a ocho jugadores en cada grupo de draft. Por ejemplo, si tienes 18 jugadores, tres grupos de seis son mejores que uno de diez y uno de ocho; y ambas opciones son mejores que dos grupos de nueve.

2. Evita los números impares. Los números impares implican rondas libres, y las rondas libres significan aburrimiento. (Puede ser difícil satisfacer la primera y la segunda condición, sobre todo con 11 o 17 jugadores. En esos casos excepcionales, hay que sonreír y lidiar con ello: divide los grupos en 6-5 o 6-6-5, respectivamente).

3. Empareja a los jugadores dentro de su propio grupo. Esto hace que tu evento sea menos vulnerable a aspectos como la variación en la calidad de las cartas, la experiencia de los jugadores, etc. Si emparejas jugadores fuera del grupo, te arriesgas a que la experiencia sea peor; por ejemplo, puede ocurrir que un jugador termine enfrentando sus escasísimas cartas potentes contra las de un oponente que recibió un montón de cartas buenas porque su mesa estaba llena de principiantes que no sabían seleccionar bien.

4. Celebra rondas suizas. Deja que la gente juegue hasta el final, incluso si pierden todas las partidas. Un sobre por victoria es una buena estrategia de precios para mantener el evento en lo casual a la vez que animas a los jugadores a seguir practicando.

Por supuesto, en todo hay excepciones.

Por ejemplo, en una ocasión como el Draft Weekend, puede que quieras probar una maratón de drafts, que viene a ser una serie de drafts por eliminación simple que empiezan todo el rato, de modo que los jugadores pueden unirse a uno nuevo cada vez que los derroten. O a lo mejor te interesa ver qué tal se da un formato más alternativo como los Rochester Drafts.

E incluso en estos formatos, la mayoría de puntos básicos del draft ideal son útiles. ¡Así que mucha suerte y que toda la fuerza del mundo te acompañe en tus Booster Drafts!

Ahora que la demanda de un nuevo formato de draft está en su apogeo, el Draft Weekend de Dominaria es el momento perfecto para poner en práctica los consejos de Michael. La programación estará abierta del 5 al 25 de febrero.

Michael Bahr es el socio director de Desert Sky Games en Chandler (Arizona). Fue juez de nivel 3 durante cuatro años y tiene un grado en Derecho de la Universidad Estatal de Arizona. Durante siete años trabajó en la administración de sanidad del gobierno.

Preguntas frecuentes

Consulta las preguntas frecuentes acerca de la Wizards Play Network

¿Tienes una pregunta?

¡Ponte en contacto con nosotros!